¿Cómo alargar la vida de los electrodomésticos de frío?

Dentro de los muchos equipamientos para hostelería que hay actualmente, los electrodomésticos de frío son parte indispensable de cualquier establecimiento del sector horeca. Como cualquier otra clase de equipamiento, hay que proporcionarle una serie de cuidados para alargar su vida y evitar posibles averías.

Tips para alargar la vida de los electrodomésticos de frío

Las neveras, arcones congeladores, cámaras para la bebida, etc., son elementos indispensables en un establecimiento de hostelería. Dado que están en funcionamiento en todo momento y se usan todo el día, se produce un desgaste que poco a poco va degradando el electrodoméstico.

Por tanto... ¿cómo podemos alargar la vida de estos dispositivos? Es muy importante revisar las gomas de las puertas de las neveras y cámaras. Se deben sustituir cuanto antes, porque cuando una goma está rota, el uso acabará por desgastarla del todo. Además, cuando una goma adquiere holgura, aumentará el consumo eléctrico, sobrecargando su motor.

Nunca se deben meter alimentos calientes en la nevera. Lo único que se conseguirá es que el motor tenga que trabajar a marchas forzadas para poder recuperar el frío que ha perdido, con el consiguiente desgaste y aumento del consumo de la electricidad.

La temperatura debe ser regulada siempre dependiendo de la estación del año en la que nos encontremos. Enfriar demasiado las bebidas o alimentos en invierno, hará que se produzca un mayor desgaste y gasto de luz.

Para finalizar, no hay que olvidarse de que no se debe sobrecargar la capacidad de carga de la nevera, cámara de bebida, armario de vinos, etc. En caso de contar con un gran número de bebidas o alimentos, lo más recomendable es adquirir otro electrodoméstico profesional. A la larga se ahorrará.