¿Qué es una salamandra en cocina?

El mobiliario para hostelería puede suponer gran parte del presupuesto a la hora de poner en marcha un establecimiento como puede ser una cafetería o un restaurante. Por eso, nunca está de más buscar mobiliario de hostelería nuevo y segunda mano, con lo que se puede reducir notablemente el gasto inicial y conseguir muchos útiles como puede ser una salamandra.

Salamandra, indispensable en la cocina

Todos los establecimientos de hostelería en los que se sirva alguna clase de comida, independientemente de si es una cafetería, un restaurante o un establecimiento de comida rápida por ejemplo, necesitan una salamandra para poder calentar los alimentos o también fundir el queso sobre algunos alimentos.

Se trata de un aparato que cuenta con una resistencia eléctrica que emite un intenso calor de forma constante, lo que hace que mantenga los productos calientes, siempre que se coloquen a una distancia determinada.

Lo bueno de este dispositivo es que la altura de la resistencia puede regularse, de forma que se puede poner más o menos cerca de la comida que se pretenda calentar o fundir, por ejemplo. Además de poder regular la proximidad de la resistencia también se puede regular la intensidad del calor, con lo que se convierte en algo realmente indispensable para muchos establecimientos de cocina.

Es indispensable para calentar, gratinar, dorar, tostara o dar ese último golpe de calor que necesitan algunos platos antes de ser servidos a los clientes. Además de su versatilidad es un dispositivo que no ocupa demasiado espacio y es bastante asequible gracias a su simplicidad.